HRW dice que se mantienen la corrupción y la represión en Guinea Ecuatorial

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha dicho hoy que la corrupción y la represión de las libertades políticas y civiles siguen siendo dominantes en Guinea Ecuatorial, donde “se sigue negando el derecho a la educación y a la salud”.

Según el informe anual de derechos humanos de la ONG, “la corrupción y la represión de los derechos civiles y políticos siguen siendo dominantes” en Guinea Ecuatorial, donde el presidente Teodoro Obiang Nguema lleva más de 40 años en el poder.

La gran mayoría de los ciudadanos de Guinea Ecuatorial siguen sin tener derechos económicos y sociales, incluyendo el acceso a la atención sanitaria y a la educación básica, a pesar de los enormes ingresos procedentes del petróleo, que benefician a la élite política”, se lee en el informe de este año.

Repasando los principales acontecimientos del año pasado, HRW destaca la solicitud de adhesión a la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas, condición puesta por el Fondo Monetario Internacional para aceptar la discusión de un programa de financiación de la economía, que finalmente se acordó en diciembre, por valor de 282,5 millones de dólares, unos 250 millones de euros.

El informe también señala la condena de 112 personas en mayo por haber participado en un intento de golpe de estado en diciembre de 2017, pero señala que “los representantes del Colegio de Abogados de Estados Unidos que asistieron al juicio informaron de graves violaciones de procedimiento, como confesiones obtenidas mediante tortura y severas restricciones a los abogados defensores”.

El informe señala que Guinea Ecuatorial es uno de los tres mayores productores de petróleo en el África subsahariana, detrás de Nigeria y Angola, “sin embargo, no proporciona servicios públicos cruciales a grandes segmentos de la población, quedando por detrás de los promedios regionales en salud y educación” y teniendo “una de las peores tasas de vacunación del mundo y una de las tasas más altas de niños en edad escolar que no asisten a la escuela”.

Observando que “los pocos medios de comunicación privados están en manos de personas cercanas a Obiang”, lo que limita la libertad de expresión, el capítulo del informe de HRW sobre Guinea Ecuatorial también señala que el gobernante Partido Democrático de Guinea Ecuatorial “tiene prácticamente el monopolio de la vida política” y llama la atención de la comunidad internacional sobre la situación en el país.

La comunidad internacional, incluida la Unión Africana, permanece en gran medida en silencio sobre estos abusos”, pero otros países han actuado, como Suiza, que el 7 de febrero cerró un caso contra uno de los hijos del presidente, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (‘Teodorin’), por corrupción después de que devolviera 25 coches por valor de 25 millones de dólares y pagara una multa de 1,5 millones de dólares por gastos legales.

Esta investigación suiza fue una de las muchas acusaciones contra Nguema por corrupción, blanqueo de dinero y enriquecimiento ilícito”, escribe el informe, recordando la condena de un tribunal francés en octubre de 2017 y otro en Estados Unidos en 2014, que le costó al vicepresidente del país que se incorporó a la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa en 2014 30 millones de dólares.

Este año, HRW dice que se espera que los tribunales españoles abran un caso contra varios de los líderes del país, “acusados de comprar casas en España a través de una empresa que, según la investigación del Senado de Estados Unidos, recibió 26,5 millones de dólares en fondos gubernamentales”.


Agencia Lusa

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *