Estúpida denuncia contra los embajadores de España, Francia y los Estados Unidos, por defender el Derecho Internacional

Teodoro Obiang Nguema y la institucionalización de la estupidez en Ecualandia

Es absolutamente vergonzoso ser guineano, debido a las estupideces que cubren todas las acciones del inepto gobierno de ecualandia.

He leído con asombro una fantasmagórica denuncia del Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial contra la actitud de los embajadores de España, Francia y los Estados Unidos. Por vergüenza no voy a repetir las supuestas causas de la tan estúpida denuncia sinsentido solo entendible desde la perspectiva de la estupidez generalizada de un régimen oprobioso formado por estúpidos.


A ese grupo de sabandijas, decirles que para que dejen de hacer el ridículo, deberían poder entender lo que es el principio de no intervención en la actualidad. Para ello, es necesario en primer lugar, referirse al concepto normativo de la no injerencia, su evolución histórica, el contexto en el que surge y por qué se consagra en el orden internacional moderno. Si consiguen hacer esto, cosa que dudo muy seriamente, verían que su conocimiento les conduce a hacerse nuevas preguntas sobre una premisa general como que:


a. ¿Cómo se relaciona el principio de no intervención con los principios de igualdad soberana de los Estados?

b. ¿Cómo se relaciona el principio de no intervención con la autodeterminación de los pueblos?

c. ¿Cómo se relaciona el principio de no intervención con la prohibición del uso de la fuerza?

d. ¿Cómo se relaciona el principio de no intervención con la Declaración Universal de los Derechos Humanos? Y finalmente,

e. ¿Cómo se relaciona el principio de no intervención con el incipiente principio de intervención por razones humanitarias?

Si averiguan señores pseudo gobernantes de ecualandia, cómo se relaciona el principio de no intervención en los 5 puntos de arriba, lograrán una aproximación a un concepto de no intervención actualizado a nuestros tiempos. Tal que, la no injerencia tiene ciertas excepciones en virtud de las cuales la comunidad internacional podría realizar intervenciones en un Estado que, incluso, impliquen el uso de la fuerza. (Un ejemplo de esa excepción tenemos en Libia 2011, inicialmente Francia atacó Libia, posteriormente se unieron todos los países de la OTAN al ataque contra Libia y finalmente el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 1973 que autorizaba el uso de la fuerza contra libia).

Y como son borregos, seguro que se estarán preguntando atónitos ¿en qué medida la arbitraria detención de Juan Carlos Ondó Angué, ex – presidente de la Corte Suprema de Justicia, amenaza o quebranta de la paz y seguridad internacionales? Capullos, en primer lugar hoy en día, la intervención por razones humanitarias constituye la más importante excepción al principio de no injerencia, que en el marco de Naciones Unidas y desde 2005 se encuentra consagrada en una nueva regla denominada responsabilidad de proteger (R2P).

Además, esa detención podría en segundo lugar generar una respuesta del calibre de una guerra civil en ecualandia que termine en un conflicto de aspectos tanto étnicos, culturales, políticos como económicos; conflicto que fácilmente pudiera extenderse a los países vecinos y quebrantare la Paz en la zona. Esto quiere decir chistosos gobernantes de ecualandia que, si la acción del Estado supone una amenaza o el quebrantamiento de la paz y seguridad internacionales, la excepción al principio de no injerencia está justificada. (Revisen ineptos gobernantes de ecualandia, el Documento Final de la Cumbre Mundial de 2005 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que consistió en la reunión plenaria de alto nivel correspondiente al 60° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, llevada a cabo en septiembre de 2005 en la cual se acordó adoptar medidas sobre varios desafíos mundiales tales como desarrollo, terrorismo, responsabilidad de proteger, derechos humanos, medio ambiente y consolidación, mantenimiento y establecimiento de la paz, entre otros, del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas (2005)), y verán que la acciones de los embajadores de España, Francia y los Estados Unidos que denuncian ustedes no son denunciables por cuanto se ajustan al derecho internacional.

Son ustedes, Teodoro Obiang Nguema y secuaces los gobernantes de toda una República. Demuestren pues no ser un atajo de inútiles y aprendan lo que debe saber todo dirigente de un Estado, porque UN GOBIERNO DE ESTÚPIDOS SOLO CONDUCE A LA INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA ESTUPIDEZ EN EL ESTADO. ¡PAYASOS!


Ibomo dja Oko a Ndomi.
Licenciado en Derecho
Experto en Derechos Internacional
Máster en Derechos Humanos
Máster en Resolución de Conflictos Internacionales

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *